REFRESKA’T

Al llegar el verano, todo el mundo quiere disfrutar del buen tiempo y de su ocio y este es uno de los motivos por el que se creó esta iniciativa, y que llevamos a cabo desde hace unos años. Los jóvenes con discapacidad intelectual, como el resto de jóvenes terminan las clases a finales de junio y comienzan el período de vacaciones. La dificultad con la que se encuentran es que actualmente no hay ningún servicio que cubra la oferta de ocio de los chicos mayores de 18 años con discapacidad intelectual y que continúan yendo a la escuela. Los familiares se encuentran en que una vez finalizado el curso escolar, no tienen un servicio que pueda conciliar su vida laboral con la de sus hijos.